El proyecto solidario UNIS TAKES ACTION emprende nuevos retos

El proyecto solidario UNIS TAKES ACTION emprende nuevos retos

SHARE

¿Qué ocurriría si nos planteáramos hacer las cosas ordinarias de una forma extraordinaria?

La respuesta a la pregunta sería probablemente que las persona nos volveríamos más humanas. Con esta interrogante es que surge el proyecto solidario UNIS TAKES ACTION, el cual consiste en dar refuerzo académico y realizar actividades recreativas con niños de escuelas rurales.

IMG-20170405-WA0028

El proyecto comenzó por parte de dos alumnas de la Universidad del Istmo, quienes al compartir su entusiasmo por llevarlo a cabo, lograron que veinte alumnas más se involucraran. Las conformantes son de distintas carreras tales como Diseño Gráfico, Derecho, Hotelería, Comunicación y Administración.

El hecho que estemos estudiando diferentes carreras produce un enriquecimiento en cuanto a la experiencia de trabajar con los niños pues cada una tiene distintas habilidades”, comenta una de las integrantes del proyecto.

La labor se inició en la Escuela Oficial Rural Mixta No. 803, colonia Pavón. Se impartieron clases de refuerzo de Lectura, Escritura y de Matemáticas a los grados de segundo y tercero primaria, correspondientemente.

IMG_8835

A pesar de ubicarse justo al lado de la cárcel de Pavón, el ambiente de la escuela es contrastante con ese lugar pues es muy cálido. El personal administrativo de la escuela se mostró muy abierto a brindar toda la ayuda posible para que la actividad se pudiera llevar a cabo. Los niños, por su parte, se encargaron de transmitir su alegría al recibir a las voluntarias y de poner empeño en las tareas que se les asignaban.

Con los niños de segundo primaria, se realizaron ejercicios para mejorar la ortografía y escritura en general. Asimismo, se leían libros en grupo y se pudo establecer cuáles eran las palabras que más se les dificultaba tanto escribir como pronunciar y se trabajaba especialmente en ellas.

Con los niños de tercero primaria, se pudo detectar que se frustran al no sentirse capaces de resolver operaciones simples, pero se trabajó en transmitirles que el comienzo siempre iba a ser dificil pero luego se les facilitaría más.

IMG-20170405-WA0034

No basta con ser buenos y hacer cosas buenas sino que se debe ser revolucionario, es decir, crear un cambio tangible.

Es por ello que se enfatizó en enseñarles a los niños a que los trabajos que fueran a realizar, lo hicieran lo mejor posible. Se trabajó con la limpieza y el orden. También se les enseñó a ser pacientes mientras realizaban los ejercicios asignados para que quedara como resultado un trabajo bien hecho con el cual ellos se encontraran satisfechos.

Se les exhortó no solo con palabras de aliento sino al final de la jornada, se les daba una calcomanía o algún pequeño reconocimiento de su esfuerzo.

Luego del refuerzo, se realizaron actividades recreativas con los alumnos organizados por “clubs“, en donde podían escoger entre deporte, baile y destrezas manuales. Debido a que estos estaban a su elección, mostraron participación y entusiasmo en todo lo que hacían. Este fue el momento en donde se pudo compartir más con las voluntarias con quienes los niños llegaron a identificarse.

IMG-20170323-WA0011

La interacción que ha existido entre los alumnos de la escuela y las voluntarias de la Universidad ha producido un aprendizaje de dos vías. Los niños han aprendido a ser ordenados, limpios y a esmerarse en el trabajo que realizan, tanto como las voluntarias han adquirido conciencia sobre la importancia de llevar las actividades preparadas y ser organizadas para dar lo mejor de sí mismas.

Se espera que más adelante se involucren más estudiantes de la Universidad con la disposición, alegría y compromiso necesario para involucrarse en el proyecto logren un mayor impacto en los alumnos de la escuela.

*Con información de nuestra redactora invitada Gabriela Reyes, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación e integrante del proyecto UNIS TAKES ACTION