Decreto 22-2008 Una ley para evitar la violencia contra la mujer o un arma legal para vengarse del hombre

abril 9, 2018
<b>Decreto 22-2008 Una ley para evitar la violencia contra la mujer o un arma legal para vengarse del hombre</b>

Hoy se cumplen una década de la creación del Decreto 22-2008 que contempla la Ley de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer.

En el 2008 fue creada según los antecedentes plasmados en los “considerando” del decreto:

¿De dónde nace esta ley?

  • Que la Constitución Política de la República establece que el Estado de Guatemala se organiza para proteger a las personas y a la familia, su fin supremo es la realización del bien común, además de proteger la vida humana desde su concepción, así como la integridad y la seguridad de las personas.
  • Que Guatemala aprobó por medio del Decreto Ley Número 49-82 la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, y a través del Decreto Número 69-94 la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, y como Estado Parte se obligó a adoptar todas las medidas adecuadas para modificar o derogar leyes, reglamentos, usos y prácticas que constituyan discriminación contra la mujer, y emitir todas aquellas leyes que sean necesarias para tal fin.
  • Que las mujeres guatemaltecas tienen derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos y las libertades consagradas en la Constitución Política de la República e instrumentos internacionales en materia de derechos humanos, y que el problema de violencia y discriminación en contra de las mujeres, niñas y adolescentes que ha imperado en el país se ha agravado con el asesinato y la impunidad, debido a las relaciones desiguales de poder existentes entre hombres y mujeres, en el campo social, económico, jurídico, político, cultural y familiar, por lo que se hace necesario una ley de prevención y penalización.

No podemos negar, aunque nos duela, a nivel mundial las sociedades se han manejado bajo una estructura patriarcal, desde siglos y siglos atrás, misma que dio paso al abuso de poder y violencia contra las mujeres.

La sociedad misma, supeditó a la mujer para realizar solo ciertas tareas inherentes al cuidado del hogar como por ejemplo el quehacer, el cuidado de los niños, coser, cocinar, etc.

Decreto 22-2008

A pesar de ello, en las épocas más represivas para las mujeres hubo, no una, muchas mujeres que demostraron su capacidad intelectual, su creatividad y sus ganas de luchar de forma tan contundente que a la sociedad, no le quedó más que reconocer su grandeza.

Hay un punto en la historia en donde la lucha de la mujer se hizo más evidente y más fuerte y que sin duda alguna a partir de ello  ha logrado figurar en todos los ámbitos; empresarialmente hay mujeres sumamente exitosas, en lo político su participación ha ido en aumento, en el sector educación más mujeres se han sumado a carreras  científicas y han dejado su legado plasmado en inventos, medicina, física; también hay muchas que han destacado en literatura, periodismo y un sinfín de cosas que las han enaltecido y han servido para empoderar a las demás.

También parte de esta lucha ha sido la creación de convenios internacionales, acuerdos y leyes específicas en cada país cuyo principal objetivo es lograr condiciones más equitativas para las mujeres frente a los hombres. Promueven la “igualdad de derechos” y oportunidades que se basen en capacidades y no en cuestiones de género así como el establecimiento de leyes que erradiquen toda aquellas formas con las que se les vulnere.

Decreto 22-2008

En Guatemala y como parte de los compromisos adquiridos en convenios internacionales se creó el decreto 22-2008 “Ley de Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer”

Ésta ha sido objeto de discusión entre diversos sectores pues si bien es cierto nadie se aparta de que, como todo ser humano, las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, que la falta de oportunidades son más evidentes para ellas y que hay mucho por hacer en el país en lo que se refiere a la búsqueda del equilibrio y un verdadero consenso entre hombres y mujeres esta ley ha tomado otros matices.

El descontento  estriba en el hecho que, desde la creación de la ley, apartando los casos en donde la mujer si ha sido objeto de violencia en las distintas formas e incluso muchos casos de muerte; ésta ha servido a muchas mujeres para convertirse en las agresoras y vulneradoras protegidas por la ley.

Se han servido de la protección de las instancias responsables de su aplicación para minarle a los hombres sus derechos, enriquecerse a través de denuncias falsas, mintiendo o simplemente sentirse empoderadas logrando enviar a la cárcel a quien no fue capaz de cumplirle sus caprichos.

Decreto 22-2008

Lo aberrante de este asunto es que han surgido una serie de grupos “feministas” extremistas que lejos de apoyar el objetivo original, equidad de género, han convertido esto en una lucha, perdón, una guerra en contra de los hombres cuya finalidad no es consensuar de ninguna manera, la finalidad pareciera la destrucción total del hombre.

Hablando de estadísticas

En Guatemala, a partir de la creación de la ley se incrementó el número de denuncias de mujeres, lo cual ha alegrado a estos grupos y también a la sociedad que es consciente que hay casos que merecen toda la protección del estado pero cuántos casos existen en donde la mentira y la manipulación a base de falsas lágrimas e invención de situaciones que sólo pueden haber salido de una mente maquiavélica o de una personalidad perturbada y  controladora  es capaz de envolver a más de un incauto.

Los entes investigadores y de justicia argumentan que cada denuncia debe ir acompañada con pruebas irrefutables de los sucesos que se plantean lo cual deja abierta la esperanza para todas las personas para que se haga justicia. Sin embargo, hay casos en donde los juzgadores se ven influenciados por el ruido de muchos de estos grupos que a su vez parecen ser movidos por un odio profundo hacia alguien y que aplacan su dolor destruyendo a todos y cada uno de los hombres aunque nos los conozcan, aunque sean buenos hombres; los aunque no importan, es que, para ellas los hombres deben desaparecer de la faz de la tierra y punto.

Piden a gritos, lágrimas, arranques de cabello y todas las armas de manipulación inimaginables para que sea cumplida la “Ley” pero a su modo y si no se irán encima de cualquiera. En ese punto no importará cual sea el género, acusaran de misoginia a los hombres y de alienadas a las mujeres.

 

Como parte de los acciones que contempla la ley es brindar a la mujer la atención especial y que todas las instancias mantengan informada a la población de las acciones que se toma, así como  los avances, por ello te dejamos el link del Instituto Nacional de Estadística donde puedes ver las gráficas en relación a las denuncias ante el Ministerio Público

La grandes incógnitas por resolver

¿Esta ley está logrando erradicar toda forma de violencia contra la mujer o está propiciando una guerra de géneros?

¿Es posible que con esta ley se esté vulnerando los derechos de los hombres?

¿Hubiese sido más beneficios crear programas en los que se concientice el valor que cada uno tiene en la sociedad, hombre o mujer, programas que apuntalen a la familia para consensuar de mejor forma sus desavenencias?

Si la ley contempla la figura del homicidio, Por qué crear otra de femicidio?

“El homicidio es un delito que consiste en una acción u omisión mediante el cual se causa la muerte a otra persona ya sea dolosa o culposamente.​ El término procede etimológicamente del latín homicidĭum, un compuesto de homo, “humano”, y caedere, “matar”, de modo que literalmente significa “matar a un humano”

A propósito de ello les dejamos este video que muestra a unos niños que responden ante una situación poco equitativa para su compañera en una tarea que se les asignó.

Sacando algunas conclusiones del video, se nota que son niños que desde casa les promueven el sentido de igualdad, además hay que recordar que los niños están en formación y es allí en donde la sociedad tiene que aprovechar a transformar a bien los pensamientos  del hombre hacia la mujer y vice versa, pues eso es lo que se busca ARMONIZAR Y SER EQUITATIVO EN TODO SENTIDO.

REFLEXIÓN

La sociedad está conformado por familias en las cuales existen padres, madres, hijos, hijas, hermanos, hermanas, abuelos, abuelas que seguramente has de amar o una amiga o amigo a quien eres capaz de darle tu apoyo.

¿Qué harías tú para erradicar la violencia de género en el sentido de que cuando hablamos de género hablamos tanto de la mujer como del hombre?

En tus manos está hacer la diferencia

Este artículo es una colaboración de: UNA MUJER QUE CREE EN LA IGUALDAD DE GÉNERO Y LOS DERECHOS DEL SER HUMANO.