Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

El guatemalteco Fernando López es el mejor chef de “okonomiyaki” de Hiroshima

abril 23, 2019
Noticias Turismo, 
Publicidad

El okonomiyaki es una de las comidas más famosas en Hiroshima porque no solo es deliciosa, también  cada capa está llena de historia y cultura japonesa. Este platillo era consumido por los niños japoneses antes de la Segunda Guerra Mundial, pero después de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima, se volvió uno de los alimentos más codiciados. Irónicamente el mejor chef de okonimiyaki es de Guatemala. 

Fotografia por: Matt Goulding

Hace un año, la historia de Fernando López se volvió viral a través de las redes sociales gracias a un video publicado en YouTube por un mexicano conocido como Alan por el mundo. ¿Cuál es la historia de Fernando? ¿Cómo llegó a ser el mejor chef de okonomiyaki de Japón?

Fernando López un guatemalteco que ha vivido en Japón desde 1995

Fernando López nació en la ciudad de Guatemala en 1963; hijo de un hombre violento y agresor y de una mujer amable. Fue rechazado por su padre desde niño y a los 15 años protegió a su madre de que su progenitor la agrediera. A raíz de esto, su padre se marchó y nunca más regresó. 

Refugiándose de la culpa y del dolor, López comenzó a trabajar desde joven y estudió contabilidad por un año en la universidad. Luego trabajó en un restaurante italiano famoso, pero al enterarse de muchos actos corruptos que causaron el asesinato de uno de sus compañero de trabajo, decidió dejar Guatemala e irse a vivir a New Orleans, Estados Unidos. 

Como contaba con visa residencial, gracias a que su tío había vivido por muchos años en el país, tenía permiso de trabajar. Trabajó en un restaurante italiano y como el chef no tenía muy buen temperamento, le urgía ayuda en la cocina y contrató a Fernando, un inexperto en las artes culinarias. “Me despedía cada 15 minutos… era un desastre,” comentó el guatemalteco en una entrevista por Matt Goulding.

Al poco tiempo, trabajó como lavaplatos en un restaurante llamado Faimot, en donde conoció a Andre DeLoux un famoso chef profesional que le ofreció un trato; él le iba a enseñar a cocinar si Fernando le enseñaba a hablar español. López acordó y ambos trabajaron juntos en distintos lugares, incluyendo Honolulu, Hawaii. 

En Hawaii trabajó en un restaurante, pero fue despedido en 43 días por problemas de presupuesto. Comenzó a trabajar como valet de un hotel y así fue como conoció a una joven llamada Makiko Yone Zawa, una japonesa de Hiroshima que se convertiría en su esposa en 1992.

Fotografia por: Matt Goulding

Abrió e su negocio en el corazón de Hiroshima

Fernando López y su esposa vivieron tres años en Estados Unidos y durante ese tiempo soñaron con abrir un restaurante. En 1995 se mudaron a Hiroshima, Japón, y consideraron abrir un restaurante con comida del occidente, pero no se percataron que a los japoneses no les iba a agradar la idea. Su contratista les dijo, “No construyo restaurantes que fracasan,” al enterarse a detalle de sus planes. 

Por medio de los consejos y la ayuda de sus amigos y familiares, Fernando se volvió aprendiz de un famoso chef japonés en el restaurante Hassho. La relación maestro-aprendiz en Japón se basa mucho en el respeto y la disciplina. Muchos aprendices pasan años lavando platos o haciendo cosas sencillas hasta que sus maestros les permiten realizar labores más difíciles y/o agradables. El entrenamiento de López finalizó en 90 días. “Tenía la ventaja que muchos no tenían: yo ya era un chef profesional. Aprendí muy rápido,” mencionó el guatemalteco. 

Fotografia por: Matt Goulding

Por fin, después de meses de preparación y años de soñar, Fernando López abrió su restaurante con el nombre de “Lopez”. Al principio no le fue muy bien porque los japoneses desconfiaban de su habilidad por ser inmigrante. En Japón solo el 2% de la población es extranjera y a diferencia del buen trato que reciben los turistas, no son muy abiertos con los inmigrantes. A López le costó superar algunas barreras culturales, pero poco a poco los habitantes de Hiroshima fueron aceptándolo y se dieron cuenta de su enorme talento; actualmente su okonomiyaki es el más famoso en todo Hiroshima. 

¿Qué es el okonomiyaki?

Lastimosamente muchos le han llamado crepe, pizza y taco japonés, pero es totalmente diferente. “Okonomi” significa “lo que gustes” y “yaki” que significa “frito”; “lo que gustes frito”.  Este platillo se ha comido desde antes de la Segunda Guerra Mundial, pero solo hasta que Estados Unidos bombardeó Hiroshima y Nagasaki, en 1945, se volvió una comida popular. 

El Okonomiyaki es un platillo con una base de harina y huevo, que lleva encima repollo, soya, una salsa especial, carne, mariscos y un huevo.

Fotografia por: Matt Goulding

Mira el video en donde Fernando López relata un poco su historia y prepara un okonomiyaki

¡Me gusta!
Publicidad