Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

Erin Cole: “Es absolutamente posible romper el ciclo de abuso”

noviembre 28, 2019
Historias de FE
Publicidad

Cuando Erin Cole tenía 6 meses de edad sus padres se divorciaron y su vida se transformó en un infierno. El abuso de su padrastro, el alcoholismo de su mamá y la inestabilidad familiar, fueron algunos factores que destrozaron a Cole.

Erine Cole y su hermana mayor vía Reader’s Digest 

Tras el divorcio de sus padres, su madre se casó con un hombre que empeoró todo. Jack sufría de estrés postraumático y a menudo se enfurecía con Cole y sus hermanos. Les pegaba con palos, no les daba de comer durante horas o días y los echaba a la calle. 

A pesar de su duro pasado, la joven logró salir adelante y convertirse en una diseñadora de modas exitosa que comparte su historia para ayudar a otros a romper el ciclo de abuso y perdonar. 

Erine Cole y su hermana mayor vía Reader’s Digest 

Cole compartió con Reader’s Digest una lista de cosas que muchos no saben o se equivocan sobre el abuso infantil y lo que pueden hacer para ayudar: 

1. Es difícil que un niño que es o fue abusado lo admita

Los niños son muy buenos guardando secretos, ya sea por miedo o porque no comprenden realmente lo que les están haciendo. Por eso es importante prestar atención y confiar en nuestro instinto.

2. El abuso verbal y emocional no es visible

Existen millones de formas de abuso y muchas de ellas son invisibles. Los abusadores toman a los niños como sus víctimas porque son vulnerables y manipulables. Las heridas y los golpes son visibles, pero un autoestima bajo o un espíritu destrozado no. 

3. El abuso de sustancias y las enfermedades mentales a menudo juegan un rol importante

Cuando el hermano menor de Cole murió, su madre se puso tan mal que fue internada a un hospital psiquiátrico, pero antes hirió mental y emocionalmente al resto de sus hijos. También menciona que el alcoholismo de su madre y su padrastro influyeron enormemente en su abuso. Frecuentemente pasaban hambre y no tenían ropa. 

4. Los niños abusados comúnmente son acosados en la escuela

A Cole y a su hermana la acosaban por tener pantalones demasiado cortos o ropa vieja o porque a sus papás se les olvidaba recogerlas de la escuela. “Debido a esto, fuimos acosadas sin piedad. Para ayudar a sus propios hijos, tenga cuidado y presten atención a las señales que indican que su hijo está siendo acosado en la escuela”, mencionó Cole.

5. Los abusadores y las víctimas vienen en todas las formas y tamaño

El abusador puede ser la “amable vecina” o el “afluente doctor que asiste a tu iglesia”. Pueden ser incluso los padres o los abuelos. El abusado puede ser introvertido o extrovertido, popular o solitario.

6. Enseñarle a los niños a desconfiar de los extraños no es suficiente

En la mayoría de los casos, el abusador es alguien que el niño conoce y que le tiene confianza. Las personas que lastiman a los niños saben cómo manipularlos, comúnmente con miedo y amenazas que implican más abusos o castigos. Cole recomienda que se les diga: “Si alguien te lastima o te amenaza, díselo a un adulto de tu confianza. Nunca serás castigado por decir la verdad”.

7. Los menores abusados pueden sentirse culpables

“Cuando el abuso en mi casa y en la escuela se volvió demasiado, me escapé para vivir con mi papá y su novia. Me sentí terriblemente culpable por dejar a mi madre sola con mi padrastro (mi hermana mayor ya había salido corriendo también), pero ya no podía soportarlo más “, dice Cole. “Fue en ese momento, tenía 11 años, que me di cuenta de que ningún adulto me iba a salvar”.

8. Una sola persona puede marcar la diferencia y salvar vidas

“Al crecer, no tuve mucha influencia adulta positiva en mi vida, pero tuve una abuela increíble. Ella siempre me dijo que podía hacer y ser lo que quisiera, que tenía talento y ambición, y que iba a hacer grandes cosas “, menciona Cole. “Sus palabras fueron exactamente lo que necesitaba. Gracias a ella, supe que había una vida mejor para mí allá afuera “.

9. Es absolutamente posible romper el ciclo de abuso y negligencia

“Hacerlo requiere coraje, fuerza, fe y la creencia de que eres digno de tener grandes cosas y grandes personas en tu vida”.  Todos podemos detener el ciclo, sin importar cuán trágicas sean sus circunstancias.

¿Te identificas con esto?

En El País de los Jóvenes tenemos un programa que busca apoyar a jóvenes a levantarse por la mañana y dejar que la inspiración, la buena actitud, las ganas de salir adelante y la fe estén por encima de cualquier herida del pasado, porque todos los jóvenes merecen despertar a un nuevo amanecer. Haz clic aquí

Para realizar una denuncia en el Ministerio Público haz clic aquí

¡Me gusta!
Publicidad