La iglesia católica se hace presente

junio 6, 2018
<b>La iglesia católica se hace presente</b>

La iglesia católica se hace presente en medio de la crisis provocada por el volcán de fuego. A lo largo de los días han estado apoyando con ayuda humanitaria, atendiendo a las víctimas de la emergencia, proporcionando comida, atención médica y habilitando albergues para enfrentar el problema. El Obispo de Escuintla Monseñor Víctor Hugo Palma Paúl quien se encuentra trabajando de cerca en un comunicado ha expresado el compromiso de la iglesia con todas las familias afectadas y ha enviado un mensaje de ánimo y fe para fortalecer el espíritu de todos en estos momentos difíciles:

“Nunca una catástrofe de este tipo puede considerarse un mal venido de Dios o el fin del mundo. Al contrario es una oportunidad, para recordar dos cosas:

1: Que somos débiles y que muchas veces estamos sujetos a la naturaleza. Siempre lo estamos.

2: Y que es una ocasión para que nosotros también nos acerquemos a los que sufren como víctimas de éstas calamidades.”

El trabajo que se está realizando

El Obispo menciona que a pesar de estar trabajando con recursos limitados, están trabajando sin descanso para ayudar a los damnificados.

“Tenemos tres albergues en los cuales estamos acogiendo a las personas víctimas de este desastre natural, se han habilitado salas donde ellos puedan permanecer durante la noche, se les da alimentación, tenemos ayuda médica, en los cuales se les está atendiendo tanto de las enfermedades de la piel o enfermedades respiratorias, se está atendiendo de esta manera inmediata.”

“A todas estas personas afectadas las tenemos en cada uno de los albergues uno en la zona 2 de Escuintla, en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, en la filial de zona 4 Santo Hermano Pedro y en la colonia La Ceiba, éstos son los tres albergues en los cuales se está recibiendo la ayuda y se está socorriendo a tantas familias afectadas, víctimas de este desastre natural”.

Por último, el Obispo insta a todos los guatemaltecos y a la comunidad cristiana a seguir apoyando a las victimas del desastre y apoyar a los albergues en los que está trabajando, ya que la emergencia continua y se espera seguir atendiendo a las personas por varios días más.

“Quedamos pues con el corazón abierto en este mes del sagrado corazón, tengamos el corazón los sentimientos de Cristo Jesús, que nunca permaneció indiferente a ninguna necesidad humana.”

“Dios bendice al que da con alegría. (2 Cor 9, 7), oración ante todo, fuerza espiritual y termina aquello en que sea posible ayudar a nuestros hermanos.” 

Acá puedes ver el comunicado:

Etiquetas
Artículos Relacionados