Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

Joven le dio la espalda a la delincuencia y decidió emprender

Publicidad

*Foto de portada vía Don Café – Street Art Coffee

Desafortunadamente muchas personas experimentan dolor desde una muy temprana edad. Las consecuencias de las heridas pueden ser graves a nivel personal y social, sino son tratadas a tiempo. Algunos jóvenes se vuelven delincuentes y otros, como Giuseppe Schifano, deciden dejar a un lado el pasado y perseguir sus sueños. 

Giuseppe Schifano vía Don Café – Street Art Coffee

Giuseppe Schifano es un joven nacido en uno de los barrios más peligrosos de Nápoles, donde reina la malavita (la mafia). Cuando se quedó huérfano de padre a los 14 años, decidió remangarse las mangas y trabajar para salir adelante y cumplir sus sueños.

“Nacer en el Quartieri Spagnoli es nacer etiquetado, discriminado. Es ser un marginado social independientemente de lo que harás en la vida. Veo muchos chicos como yo que se arremangan las mangas pero también veo a muchos que se pierden. Amigos que toman el camino equivocado, amigos que han muerto. La vida está hecha de elecciones.”

Schifano vía Aleteia

Schifano aceptó cualquier trabajo digno que encontró; trabajo como barman, mesero, repartidor, albañil… cualquier puesto que le brindara los recursos para sustentar a su familia. 

Cuando el joven napolitano comenzó a trabajar en una cafetería, encontró su sueño: servir un buen café tradicional napolitano en su propio negocio. 

Giuseppe Schifano víaDon Café – Street Art Coffee

“Desde chico has de decidir qué camino tomar, el equivocado porque no te importa nada de nadie o el de los sueños, como el que yo tomé”.

Gracias a la fundación llamada “IF Imparare-fare” y con el “Préstamo de la esperanza” de la Caritas logró abrir “Don Cafè – Street art coffee”, una cafetería ambulante movida por una bicicleta.

Giuseppe Schifano víaDon Café – Street Art Coffee

Ahora Schifano es conocido en las calles napolitanas como “Don Café” y sirve café hecho con la cuccumella, la famosa cafetera napolitana, acompañada por una sfogliatella, un famoso pastelito local. 

Giuseppe Schifano nos demuestra que con una buena actitud, mucho esfuerzo y perseverancia podemos salir adelante y lograr nuestros sueños. 

Publicidad