Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

Julita Alonso: La importancia de sanar las heridas del corazón

Publicidad

Muchas veces permitimos que las heridas de nuestro corazón tomen las riendas de nuestra vida, apoderándose de nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos. Por ello, es fundamental sanar estas heridas que nos causan tanto sufrimiento.

La psicóloga clínica con especialización en psicoanálisis, Julita Alonso, comparte con El País de los Jóvenes cómo sanar las heridas del corazón y por qué es fundamental hacerlo, como parte de la campaña #NoMásHistoriasdeAbuso

Julita Alonso, psicóloga clínica con especialización en psicoanálisis

Una experiencia es definida “traumática” cuando rompe el llamado “tejido psíquico”, el cual está conformado por nuestros pensamientos, memoria, diálogo mental y emociones, cambiando la forma en la que vemos el mundo.

“Cuando nosotros hablamos de una herida es porque estamos hablando del dolor que es generado por un trauma y un trauma es algo que viene a ser disrruptivo, viene a romper”, describió Alonso. 

La psicóloga guatemalteca mencionó que un trauma puede causar principalmente tres cosas:

  • Hacernos sentir que vamos a quedar imposibilitados 
  • Impactar nuestro funcionamiento
  • Limitarnos

“Una herida va a moldear tu lente de una forma en que la que siempre va a distorsionar tu realidad y la imagen que tienes de ti mismo“, explicó Alonso. 

Las creencias falsas que pueden reforzar las heridas

Alonso indica que es muy fácil identificar las heridas del corazón porque usualmente el nivel de dolor y limitación que tienen en nuestra vida es evidente. El reto está en eliminar las creencias que las refuerzan, por ejemplo creer que no se puede hacer nada o que no podemos cambiar nuestro pasado

Sin embargo, la profesional afirmó que el reto más grande es dejar de pelear con la herida. 

“Pasar por algo traumático no es agradable y no se le desea a nadie, lo que tenemos que entender es que las cosas que pasan… pasan. En la medida que yo deje de pelear con eso y deje de aferrarme a pensar que las cosas no deberían haber pasado  yo puedo moverme hacia la aceptación, expresó Alonso. 

El dolor tiene un propósito

Aceptar las experiencias traumáticas y nuestras heridas no implica estar de acuerdo con ellas, sino reconocer su propósito. 

“Coloquialmente nosotros tendemos a alimentar este discurso que te invita a pelear con las cosas y pensar que las cosas dolorosas que le pasan a uno tal vez es un castigo… y no es un castigo”, dijo Alonso.

Según Alonso, otra limitante hacia la aceptación es la victimización. Esto suele suceder mucho a nivel colectivo cuando se refuerza la posición de víctima justificando malos comportamientos o juzgando a las personas por las experiencias traumáticas que vivieron. 

“Llega a pasar tanto que sin querer puede volverse uno de los fundamentos de nuestra identidad”, mencionó Alonso. 

Nosotros no somos nuestra herida

Las heridas del corazón conllevan sentimientos de vergüenza o culpa, los cuales causan que nos quedemos encerrados en los traumas.

“El mensaje que trae la vergüenza es que ‘hay algo malo en mi ser’ y el de la culpa es ‘hice algo malo’ “, mencionó Alonso. 

La profesional indica que es esencial recordemos que nosotros no somos nuestra herida y una vez logremos dimensionarla, podemos encontrar un propósito en ella. 

¿Por qué debemos sanar las heridas del corazón?

“Cuando nosotros tenemos estas heridas en el corazón y tenemos esos lentes que están deformando cómo nos  vemos a nosotros ante el mundo, lo primero que están deformando es el valor que existe en mí. Cuando yo me veo así no me voy a sentir merecedor de las cosas que están por mí”, dijo Alonso.  

“Poder sanar esas heridas nos permite recobrar la claridad en la mirada y poder reconocer lo que ya está ahí. Cuando dimensionamos esa herida que se miraba enorme, podemos darnos cuenta que todos los días de la grandeza del propósito”, finalizó. 

Mira la entrevista completa con Julita Alonso aquí

¿Te identificas con esto?

En El País de los Jóvenes tenemos un programa que busca apoyar a jóvenes a levantarse por la mañana y dejar que la inspiración, la buena actitud, las ganas de salir adelante y la fe estén por encima de cualquier herida del pasado, porque todos los jóvenes merecen despertar a un nuevo amanecer. Haz clic aquí

Para realizar una denuncia en el Ministerio Público haz clic aquí

Publicidad