Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

La primera planta solar que convierte el agua de los océanos en potable

septiembre 11, 2019
A que no sabías
Publicidad

Algunos llaman al agua dulce “oro blanco” porque es una necesidad básica que sustenta la vida y que lastimosamente se está agotando. El 71% del planeta está cubierto de cuerpos de agua y solo el 2.5% es agua dulce. Por esta razón, muchos han considerado como una solución el convertir el agua salada en agua potable. Este proceso es muy costoso, pero GivePower ha encontrado una solución más económica, que está ayudando a un pequeño pueblo en Kenia. 

Foto vía Instagram @givepowerfoundation

Según UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, una de cada tres personas no tiene acceso a agua potable, siendo estas aproximadamente 2,200 millones de personas en el mundo. La población africana es una de las más afectadas. Es por eso que GivePower escogió a Kiunga, un pueblo en Kenia, para colocar la primera planta solar que convierte el agua salada en agua potable

Planta solar de agua vía Facebook GivePower

Las plantas desalinizadoras tradicionales consumen mucha electricidad, lo que significa que solo pueden operar en zonas que tengan la instalación suficiente para generar y distribuir esa cantidad de energía. 

“Las granjas de agua solar”, como le llama la organización no lucrativa GivePower, han eliminado esta barrera con paneles solares que producen 50 kilovatios de energía, con baterías Tesla de alto rendimiento para almacenarla y dos bombas que operan las 24 horas del día. 

Planta solar de agua vía Facebook GivePower

Las granjas de agua solar pueden generar agua para 35,000 personas al día. Antes la población de Kiunga de 3,500 personas debían emprender un viaje de una hora para conseguir agua, pero esta agua estaba contaminada y la mayoría era salada. Además, tienen muchas sequías, lo que implica la recolección de esta agua sucia. 

Planta solar de agua vía Facebook GivePower

GivePower tiene planes de crear más plantas en otros lugares del mundo como en Colombia y en Nepal. No solo está brindándole agua potable a muchísima gente, sino que también les está dando salud y una mejor calidad de vida, sin olvidar su aporte tecnológico e histórico. 

¡Me gusta!
Publicidad