Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

¿Las redes sociales están dañando tu salud mental?

mayo 07, 2019
A que no sabías Vida, 
Publicidad

*Foto de portada: Gwen Sung, CNN 

¿Publico esta foto? ¿Por qué no le ha dado like mi crush? ¡Yo quisiera tener su cuerpo! ¡Qué ridículo! ¡Qué buen meme! Todos tenemos un monólogo interno cuando navegamos en las redes sociales y muchas veces este monólogo está lleno de comentarios negativos y ansiedad. Cada día más y más jóvenes sufren de depresión, estrés y ansiedad; muchos estudios revelan que el uso de redes sociales está ligado a estos problemas. 

Consecuencias no intencionadas de las redes sociales 

Pasamos aproximadamente dos horas navegando en las redes. ¿Cómo es posible que estemos utilizando algo que daña nuestra salud mental? Las redes sociales no son ni buenas ni malas; son una herramienta que se puede utilizar para hacer el bien o para hacer el mal.

Lo que sí es seguro es que han causado cuatro grandes consecuencias que afectan nuestra salud mental, según Bailey Parnell

*Foto: The Mashable

1. Resaltar lo bueno

Nadie publica sus peores momentos en las redes sociales. Los perfiles son mundos utópicos e irreales que resaltan una vida ideal, en donde todos somos felices. Todos mostramos lo que queremos que los demás conozcan sobre nosotros. El problema radica en que comparamos nuestra vida con la vida utópica de nuestros seguidores o amigos. 

“Sufrimos de inseguridad porque comparamos nuestra vida privada [la que no mostramos en las redes] con los buenos momentos que vemos de la vida de demás.”

Empresaria Bailey Parnell en TEDx Talks.

2. Capital social

El capital o el dinero es algo que usamos para atribuir valor a un buen servicio. En las redes sociales, el capital social son los likes, los comentarios, las veces en que se compartió nuestra publicación; esto le atribuye un valor a nuestra publicación. 

En las redes sociales nosotros somos el producto. Permitimos que los demás nos atribuyan un valor. Esto está cambiando nuestra sentido de identidad. 

“Tenemos que tomarnos la selfie perfecta y nos tomamos 300 fotos para asegurarnos. Y luego esperaremos el momento perfecto para publicarla.”

Empresaria Bailey Parnell en TEDx Talks.
*Foto: The Spinoff

3. F.O.M.O. 

F.O.M.O. o Fear of Missing Out, traducido como: “Miedo a perderse algún acontecimiento”, es un verdadero problema de ansiedad social que hace referencia al miedo de perderse algún evento o acontecimiento. 

Esto sucede muchísimo cuando vemos los stories en Instagram y vemos a nuestros amigos en fiestas y nos sentimos mal porque nosotros estamos estudiando o estamos en pijama viendo una película. Incluso nos presionamos al ver que nuestros amigos se están graduando y a nosotros todavía nos falta. 

4. Acoso en línea

El 40% de los adultos han experimentado acoso en línea, según el Review Internet Research & Online Harrassment Data. Esto es un factor que no solo afecta nuestra seguridad, también nuestra salud mental. 

No se trata de dejar las redes

Cuando los micro problemas, como las consecuencias listadas anteriormente, suceden constantemente por un periodo de tiempo, se vuelven problemas macro, que si no son tratados podrían convertirse en problemas mentales más grandes. 

*Foto: The Aggie

“No pienso que la abstinencia es una opción, pero esto no significa que no debamos practicar la seguridad en las redes sociales,” mencionó Bailey Parnell en TEDx Talks. Debemos entender que las redes sociales son una herramienta de comunicación e interacción social.

Cuando hablamos del “lado oscuro de las redes sociales”, realmente nos referimos a el lado oscuro de las personas. Nos tenemos que enfocar en que nosotros somos los que tomamos acción en las redes y que necesitamos implementar estrategias de prevención y estrategias de afrontamiento para que cuando no tengamos buenos días y nos sentimos tristes o cuestionamos nuestro autoestima, no permitamos que las redes sociales afecten nuestra salud mental. 

4 pasos para cuidar tu bienestar redes sociales

*Foto: Medium

1. Reconoce el problema

Identifica qué es lo que te afecta o qué es lo que piensas cuando utilizas las redes. 

2. Registra tu comportamiento

Lleva un registro de tu comportamiento en las redes. Pregúntate: ¿Esa publicación me hizo sentir mejor o peor conmigo mismo? ¿Cuántas veces reviso mis likes? Luego pregúntate si estás feliz con los resultados. 

3. Crea una mejor experiencia online

Deja de seguir a la gente que te causan pensamientos negativos. Sigue personas que te aporten. 

4. ¡Compórtate!

Las redes sociales son una herramienta que puede ser utilizada para bien o para mal. Te pueden levantar o derribar. Utilízalas prudentemente y compórtate adecuadamente. A veces nos enfocamos solo en nuestro comportamiento social exterior y nos olvidamos que dentro de las redes también debemos de comportarnos. 

¡Me gusta!
Publicidad