Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

Para qué sirve el noviazgo

enero 13, 2019
A que no sabías Vida, 
Publicidad

El noviazgo es una etapa importante de todo ser humano que inicia una relación con la persona que le gusta. En esa etapa tienen la gran oportunidad los jóvenes de conocerse y entender qué pueden dar y qué es importante recibir.  Pero debes de tomar en cuenta que un noviazgo es la gran oportunidad de conocerse para tomar la mejor decisión, si lo que desean es pasar a otra etapa de la relación y formalizar posiblemente hasta para llegar al matrimonio. 

Cómo inicia todo

  1. Fase de atracción, la cual puede ser tanto emocional, como física. En esta etapa es cuando te hace click la persona por alguna razón, la mayor incidencia en esta fase es por una atracción física. Puede ser que te guste su cuerpo, su cara, sus ojos, su sonrisa. Si ya conoces a la persona un poco más, puede haber una atracción por lo poco que conoces de su forma de ser y por algunas palabras que expresa esa persona.  
  2. Fase de incertidumbre, En esta etapa es  donde se suele pensar si la persona que te atrae es la correcta. 
  3. Fase donde decimos sí vamos a ser novios: Ambos deciden que pueden iniciar un noviazgo y empiezan a conocerse.  En esta fase debería de pasar los mejores momentos con tu pareja
  4. Fase de intimidad, no estamos hablando de una intimidad sexual, nos referimos en donde ambas partes se entregan de lleno a la relación. ¡Aquí es donde ambos son objetivos y empiezan a ver sus pros y sus contras!. Inicia la etapa donde hay situaciones que los debe hacer analizar si están con la persona correcta. Se tiene que analizar reacciones, entorno, personalidad, sueños, etc
  5. Fase de compromiso. Aquí, la relación se vuelve mucho más profunda y menos superficial. ¡Ya estás seguro o segura de que esta es tu pareja ideal.

El Sentido real del noviazgo es tener la oportunidad de conocerse, tratarse, respetarse, amarse y analizar si es la persona correcta para hacer un compromiso a largo plazo, es decir para toda la vida.

1. Para Conocerse

Hace poco leímos una frase que se aplica mucho en esta etapa y es que a mayor conocimiento de las cosas es menor el riesgo. 

Así, esta decisión está relacionada con dos parámetros: conocimiento y riesgo; a mayor conocimiento de la pareja  menor riesgo en la relación. En el noviazgo puedes obtener la información de la persona, su familia y sus reacciones o puntos de vista ante cualquier situación.  

2. Para Tratarse

El conocimiento verdadero de los demás se consigue con el trato mutuo. Igualmente ha de suceder en el noviazgo, que requiere un trato que llegue a temas profundos, relacionados con el carácter de la otra persona: cuáles son sus creencias y convicciones, cuáles son sus ilusiones, qué valores familiares tiene, cuál es su opinión sobre la familia, los hijos, el compartir gastos, etc.

Ojo con ciertas creencias: 

Por ejemplo si la creencias entre las parejas de novios son totalmente diferentes, tienen que establecer si esto les puede afectar. Por ejemplo:

  1. Mi creencia es que el noviazgo sólo es para tener relaciones sexuales y estar con alguien para salir cuando tengo ganas.  
  2. Yo creo en las relaciones abiertas y puedo tener varias parejas, sin que lo sepa la otra persona.
  3. Yo no creo en ver las relaciones  a largo plazo, yo vivo el momento.
  4. Yo creo que  mi novio(a) si no acepta lo que soy, busco otro(a) y punto. 
  5. Yo creo que aquí en la relación mando yo, si le gusta bueno y si no pues habrá otra relación.
  6. Para mi las situaciones complejas se arreglan discutiendo para poner en claro quien manda en la relación, porque siempre he vivido así. 
  7. Yo no lo dejo ni a sol ni a sobra, porque tengo que saber qué hace a cada momento.  Si lo celo, es porque lo quiero.
  8. Para mi es mejor ocultar todo, así nunca se entera de lo que hago y pienso en realidad. Al final esta relación  es pasajera y si  no me quedo con esta pareja, para qué le tengo que contar mi vida.

Estos son sólo algunos ejemplo, que esas creencias son el camino al comportamientos y posiblemente de experiencias vividas en la niñez, adolescencia y en otras relaciones, que hacen que afecten un noviazgo y que con toda seguridad pueden afectar un matrimonio.

Si sucede esto al tratarse, es necesario poner atención y poder ayudar a la otra persona, pero debes de tomar en cuenta que ambos deben estar conscientes del problema y buscar ayuda para superarlo. 

3. Para Respetarse

El respeto no se demuestra con grandes actos puntuales de valor. La relación más feliz y duradera es aquella que sabe cuidar los detalles cotidianos. Es ahí donde el respeto es sabio y sabe dar brillo a lo que es importante.

Por otro lado, no podemos olvidar que esos detalles se transmiten también a través de una buena comunicación. De ahí que sea aconsejable:

  • Hacer uso de palabras de agradecimiento.
  • Comunicar sin gritar, cuidando el tono.
  • Utilizar una buena comunicación , con frases como “yo sé cómo te sientes y te respeto por ello”, “dime cómo puedo ayudarte” o “dime qué puedo hacer para hacerte más feliz”.

La idea es que el noviazgo sea para estar bien, disfrutar buenos momentos, pero es el gran momento de sus vidas para conocerse.  

¡Me gusta!
Publicidad