Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

Qué es el abuso infantil y cómo detectarlo

enero 04, 2019
A que no sabías Vida, 
Publicidad

El abuso infantil ocurre cuando una madre,  padre o cualquier otro adulto causa un daño físico o emocional a un niño.

En términos generales, el abuso de niños puede tomar varias formas:

  • Abuso físico
  • Abuso sexual
  • Negligencia y/o abandono
  • Abuso emocional y/o psicológico

Es importante que sepamos que es cada uno de los abuso, para saber detectarlos a tiempo o denunciar inmediatamente. 

Abuso físico

Cuando la gente piensa en el abuso de niños, inmediatamente lo asocia con el abuso físico con acciones como:  pegar, patear, golpearlos fuertemente, etc, pero tenemos que dejar claro que no sólo es eso.  El abuso físico también incluye:

  • Pegarle constantemente en la cabeza y expresarle que es un tonto.
  • Quemar intencionalmente a un niño con fuego o con agua hirviendo
  • Lanzar un objeto contra el niño o utilizar un objeto para golpearlo.
  • Hacer pasar hambre a un niño o no proporcionarle comida.

SIGNOS DE MALTRATO FÍSICO

Es importante que observes en un niño este tipo de signos:

  • Cambio repentino en el comportamiento o rendimiento en la escuela
  • Estado de alerta, en espera de que algo malo suceda
  • Mal comportamiento
  • No querer regresar a la casa donde es maltratado.
  • Temor cuando se le acerca un adulto
  • No dormir
  • Los dibujos son elementos donde los niños logran expresarse.

Abuso sexual

El abuso sexual ocurre cuando un niño es violado u obligado a realizar un acto sexual. Pero también es cualquier tipo de contacto sexual con un niño o cualquier comportamiento que tenga como fin excitar a la persona que comete el abuso. Por lo tanto, no sólo se considera abuso sexual mantener relaciones sexuales con un niño, tocar los genitales de un niño o hacer que el niño le toque los genitales a otra persona; el abuso sexual también significa:

  • hacer que un niño pose o esté involucrado en acciones para fotografías pornográficas o videos
  • contar chistes o historias con connotación sexual
  • mostrar material pornográfico a un niño
  • obligar a un niño a desnudarse
  • “exponerse” ante un niño o mostrarle los genitales

Negligencia

La negligencia es cualquier acción, o inacción, de la persona a cargo del cuidado de un niño que causa un daño físico o emocional en un niño. Por ejemplo, no proveer de comida, calefacción, abrigo (durante los meses de invierno) o una vivienda adecuada, es considerado un acto de negligencia. Básicamente, cualquier cosa que interfiere con el desarrollo y el crecimiento del niño es considerado un acto de negligencia. Esto también incluye:

  • No proporcionar atención médica cuando el niño está lesionado o enfermo
  • Encerrar a un niño en una habitación.
  • Colocar a un niño en una situación de peligro donde pueda lesionarse físicamente u ocasionar la muerte

El abandono es un tipo de negligencia. Esto ocurre cuando se deja a un niño solo durante un período de tiempo prolongado o cuando sufre un daño serio ya que nadie lo estaba cuidando.

Abuso emocional

El abuso emocional o psicológico es un patrón de conducta que tiene un efecto negativo en el desarrollo emocional y en la autoestima del niño. Ignorar al niño o no demostrar sentimientos de amor, apoyo u orientación es considerado abuso emocional. También lo es amenazar, atemorizar, denigrar o criticar constantemente a un niño.

Abuso de sustancias

El uso de alcohol, tabaco o drogas prohibidas puede dificultar el buen juicio de la persona a cargo del cuidado del niño y como consecuencia de ello, poner en peligro al niño o cometer un acto de negligencia o abuso físico.

Perfil de la persona que comete un abuso

La realidad es que la persona que abusa de niños proviene de diferentes condiciones sociales ,  culturales y económicas. Pueden ser padres, otros miembros de la familia, maestros, entrenadores y amigos de la familia. Prácticamente, cualquier persona que tiene acceso a un niño puede maltratarlo. 

Signos de advertencia de que un adulto puede estar maltratando o abusando a un niño:

En este dibujo se muestra el rostro de la persona que maltrata a la menor, evidenciando el rostro desfigurado de la persona agresora, así como las palabras que utilizaba con la menor para agredirla física y emocionalmente. 

En el rostro del hombre se nota la mirada de maldad y el dibujo describe  como lo ve el niño que estaba siendo abusado. Muestra dos rostros, indican los expertos que era como se comportaba frente a los demás y como se transformaba cuando estaba  solo con el niño.

Además hay que tomar en cuenta estos detalles:

  • Tratan a los niños con menosprecio
  • Tienen comportamientos extraños con los niños y con la pareja.
  • El tema sexual les resulta bastante interesante tocar.
  • No les gusta hablar de las conductas extrañas de los niños, para evitar caer en sospechas.
  • Mienten constantemente.
  • Crear control excesivo en los niños para que no hablen con nadie más para no ser descubiertos. 
  • Estas personas algunas veces han sido también abusados, o vienen de familias de abusadores y es un patrón de conducta.
  • No puede explicar o da explicaciones raras por las lesiones del niño
  • Habla del niño de manera negativa
  • Utiliza disciplina fuerte
  • Tiene problemas de alcohol o drogas
  • Posee problemas emocionales o enfermedad mentales
  • Mantiene mucho estrés
  • No se preocupa por el cuidado o la higiene del niño
  • No parece querer al niño ni preocuparse por él/ella

Si el niño lo dice, escúchale y tómale en serio. Los niños muy pocas veces inventan historias de abuso sexual.

  • No le presiones a hablar, pero él lo hará en su momento.  Apoya al niño evitando gestos, preguntas o juicios que le hagan sentirse aún más angustiado o culpable
  • Si el niño o niña decide hablar, anímale y muéstrale confianza para que diga la verdad y hable con libertad.
  • No lo juzgues, ni lo hagas sentir culpable.
  • Solicita apoyo a algún especialista para ayudar al niño y también a la familia en la forma que debe tratar el problema.
  • Prepara al niño para esa ayuda. Explícale que tendrá que conversar con otras personas de lo sucedido. Y que todo será muy bueno para él.
  • Se debe denunciar ante las autoridades a la persona que abusó sexualmente del niño.
  • DENUNCIA este hecho a las autoridades correspondientes. En Guatemala puede ser a la Policía más cercana, el Ministerio Público (2411-9191 ),   Procuraduría de los General de la Nación (Teléfono: 
  • 2414-8787 extensión 6014 Teléfono de turno: 4987-2285)
  • Y sobre todo dales mucho amor. 
¡Me gusta!
Publicidad