Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

Sofía Hegel demuestra que con fe y amor nada es imposible

octubre 22, 2020
Historias de FE
Publicidad

*Foto de portada vía YouTube / Los picassos que Dios pintó para Sofía

Sofía Hegel es conocida por ser una increíble profesional y emprendedora guatemalteca, pero definitivamente su valentía, resiliencia y fe la hacen destacar. Esta increíble mujer ha impactado a muchas personas con su historia, la cual narra en su primer libro “Los picassos que Dios pintó para Sofía.

Desde muy pequeña, Hegel sintió una presión muy fuerte por ser perfecta. Entre las clases de ballet, los estudios y las expectativas sociales, la guatemalteca desarrolló un desorden alimenticio: anorexia. 

“Llegó un momento que yo empecé a generar un cúmulo de presiones que cree este monstruo que todo el tiempo me pedía ser perfecta”, expresó Hegel en un video donde narra su historia. 

A sus 11 años hacía más de 600 abdominales al día y el hecho de comerse un chocolate durante las vacaciones le causaba muchísima culpa. 

“Me pude comer el chocolate, pero el cargo de conciencia fue tan grande que hice abdominales toda la noche y me juré no volver a comer chocolate negro y nunca lo volví a comer por años”, relató. 

Cortesía de Sofía Hegel

“Un día volví a decidir no comer nunca”

Nadie se dio cuenta de la condición de Hegel, hasta que sus padres se percataron de que no comía durante un viaje familiar. 

“Un día volví a decidir no comer nunca… me tuvieron que hacer una gastrostomía en el estómago y fui alimentada artifialmente por muchos años”, contó. 

Sin embargo, la vida de la guatemalteca tuvo un giro significante cuando fue a un retiro y a través de la fe encontró la esperanza y el amor que tanto necesitaba. 

“Ya llevaba un año de conocer el amor de Dios y un día me vino el mensaje muy fuerte de volver a comer después de año y medio de no comer nada por boca”, relató Hegel.

Hegel logró comerse una cucharada de alverja, su primer bocado de comida después de mucho tiempo. Este logro la empujo hacia otras metas, como estudiar en la universidad y hacer amistades. 

 “Tuve un sin fin de amigos que son ángeles, que son picassos que Dios pintó para Sofía”, dijo Hegel. “Dios nunca me dejó.”

Cortesía de Sofía Hegel

“Lo único que me sostenía era mi fe”

Cuando Hegel decidió irse a sacar una maestría a Barcelona, las cosas volvieron a empeorar. Consternados por su salud, la universidad trato de ayudarla por medio de una intervención psiquiátrica.

Casi se muere, pero gracias a su fe siguió adelante. No solo terminó su maestría estando internada por cinco meses en un centro psiquiátrico, sino que se recuperó. 

Cortesía de Sofía Hegel

“Mi única esperanza es que Él me va a ayudar”

Así como todos luchamos con algo, Hegel lucha con la comida. Esta batalla no ha llegado a su fin, pero la guatemalteca afirma que algún día terminará. 

“Yo internamente sigo con esta lucha. No sé por qué cuesta tanto… es algo con lo que lucho todos los días. Sé que lo voy a lograr, pero no puedo sola”, expresó Hegel.

Hegel tiene muchas aspiraciones para su vida, siempre aferrándose a su fe e inspirando a miles de personas con su historia. 

“Sí se puede salir adelante, a pesar de las adversidades a las que te estás enfrentando. Hay un Dios sobrenatural que ha pintado picassos para ti.”

Sofía Hegel 

Sobre ‘Los picassos que Dios pintó para Sofía’

“Los picassos que Dios pintó para Sofía” comenzó siendo un libro autobiográfico que fue evolucionando hasta convertise en un proyecto artístico integral que se expresa a través de la escritura, la pintura, la música, la danza y la narración audiovisual, todo con el objetivo de darnos a conocer al nuestro Creador, el milagro de la vida y su transformación.

Esta es una obra que nos llena de color el alma y de fe el espíritu al sumergirnos en la historia de una mujer que pasó del quebranto a la fortaleza, y de la muerte a la resurección en un proceso gradualmente doloroso que moverá la fibras más profundas de nuestra humanidad.

Así que bien puede ser la historia de todos los que buscamos avanzar con paso firme por la vida. Puede ser la historia de quienes buscamos la convicción, la fuerza y la valentía para convertirnos en la mejor versión de nosotros.

¡Sigue a El País de los Jóvenes en InstagramTikTok y YouTube para más contenido positivo y de valor!

¡Me gusta!
Publicidad