Sé parte de nuestro país
Lugar
Fecha de nacimiento

“Mi madre intentó abortarme”: Las consecuencias del abuso desde el vientre

Publicidad

Uno de los derechos fundamentales de los niños (y de cualquier persona) es el derecho a la vida. Lastimosamente, muchas personas violan este derecho desde el vientre con la llamada “interrupción del embarazo”, que realmente es matar a un ser humano. Kerry Ann Beckley fue víctima de un “aborto fallido” y otro tipo de abusos desde su concepción, pero por medio de la fe ha salido adelante. 

“Mi comienzo en este mundo fue increíblemente sombrío”

Cuando la madre de Kerry Ann Beckley quedó embarazada, estaba aterrada. Tenía un marido con esquizofrenia que la agredía y su situación económica era muy mala. “Mi mamá no quería traerme al mundo, así que intentó provocarse un aborto con un baño caliente y alcohol pero, obviamente, no funcionó”, relató a Salvar el 1

Kerry Ann nació en Newbury, Reino Unido, en 1974. Cuando tenía apenas 18 meses, su padre su suicidó, algo que la afectó emocionalmente casi toda su vida. Kerry se sentía abandonada y rechazada. 

Su madre cometió muchos errores, pero Kerry sabía que la amaba y que dio todo por sus hijos. Fue ella misma quien le confesó que en un inicio quería abortarla. 

“Estoy segura de que si el aborto hubiera sido tan accesible como ahora, no estaría aquí para compartir esta historia”

Después de la muerte de su padre, su madre se unió con otro señor que era violento con ambas. “Él era horrible con nosotros, pero ella lo amaba. Se divorciaron cuando yo tenía 8 años y yo me alegré mucho. Estaba muy feliz. A partir de ese momento mi madre y yo tuvimos una muy buena relación”, comentó. 

“Encontré mi fe cuando mi madre murió”

Kerry era madre de soltera de un bebé de ocho meses, cuando su madre murió. Para ella fue un golpe duro y quedó destrozada. Lastimosamente, cayó en las drogas para escapar la realidad y su dolor. 

“Después de perder a mi madre, consumí todo tipo de drogas. Mi vida parecía divertida, pero emocionalmente yo era muy inestable. Mi amigo me invitó a la iglesia un día y me gustó. No me sentí juzgada por nadie allí”, relató.

A pesar de haber sufrido maltrato desde el vientre y luego durante su niñez, Kerry logró afrontar su pasado y remedir su vida a través de la fe y con mucho esfuerzo. Ahora está felizmente casada y tiene una gran familia.

Kerry Ann Beckley y su esposo, el día de su boda vía Salvar el 1

¿Te identificas con esto?

En El País de los Jóvenes tenemos un programa que busca apoyar a jóvenes a levantarse por la mañana y dejar que la inspiración, la buena actitud, las ganas de salir adelante y la fe estén por encima de cualquier herida del pasado, porque todos los jóvenes merecen despertar a un nuevo amanecer. Haz clic aquí

Publicidad